Puede un grupo de presión ayudar en tareas de reforestación?

Se sabe que un grupo de presión puede ayudar mucho en actividades agrícolas y es por eso que forma parte de sistemas de riego en diferentes países del mundo, es aquí cuando surge la duda de si, de igual manera, podría ayudar en las tareas de reforestación que se pueden llevar a cabo en ciudades y bosques que han perdido hectáreas de árboles por actividades como la tala o incidentes como incendios.

En el presente artículo veremos si es factible este hecho y, si de ser así, qué tanto impactaría y hasta qué nivel beneficiaría a estas tareas que no hacen más que fomentar el cuidado del medio ambiente bajo la idea de disminuir los altos niveles de contaminación de la atmósfera.

El grupo de presión y las tareas de reforestación

Sin duda, podríamos decir que un grupo de presión sí podría ayudar a las tareas de reforestación, ya sea de forma directa o indirecta, sin embargo, debemos tomar en cuenta que no solo debemos basarnos en el momento exacto del riego, sino que debemos considerar que la instalación del sistema de riego podría ser un punto complicado, más si la zona que se piensa reforestar es un área alejado de la ciudad o de algún pueblo con sistema de agua potable.

Pensemos entonces en aquellas áreas cercanas a urbes que sí cuenten con sistema de agua potable o que estén cerca de una represa, laguna, lago o río. En estos casos, la tarea de reforestación será más fácil, es decir, será factible.

Ahora bien, esta idea se trata de una idea revolucionaria, en el sentido de que puede ser tomada en cuenta por cualquier país del mundo que se vea en la necesidad de reforestar parques y bosques urbanos y, en el mejor de los casos, bosques alejados de urbes.

El proceso de instalación del sistema de riego impulsado por un grupo de presión será una tarea morosa, pero no imposible. La tarea del riego debe darse desde que las semillas o plantines hayan sido plantados, debe tratarse, a su vez, de una tarea constante y se debe evitar la escasez del líquido elemento tomando previsiones.

La reforestación tendrá éxito, sin lugar a dudas y, aunque se trate de una tarea que lleve mucho tiempo, tendrá un impacto considerable en la disminución de los niveles de contaminación atmosférica y en la prevención de sequías.

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Comments are closed.